Fundamentos Bancarios

Cómo escribir un cheque

Cómo escribir un cheque

¿Te preguntas si escribes de manera correcta tus cheques? Tal vez seas nuevo en el uso de una cuenta corriente, o tal vez haya pasado un tiempo (gracias a la tecnología) desde la última vez que escribiste un cheque real. No importa cuál sea el motivo, seguir estos sencillos pasos te garantizará que puedas escribir tu próximo cheque de manera correcta y segura.

  1. Fecha
    Esta es la fecha en que escribes el cheque y ayuda a tu banco a comprender cuándo tenías la intención de pagarle a tu beneficiario. Es importante incluir el mes, el día y el año completo.

    • Posfechar un cheque
      Puedes introducir una fecha futura si necesitas proporcionarle a alguien el pago por adelantado. Por ejemplo, si estarás fuera de la ciudad cuando debas pagar el alquiler, puedes proporcionarle el cheque a tu arrendador con una fecha futura escrita. Esto se denomina posfechar (o diferir) un cheque y debe hacerse solo si tu beneficiario acepta no cobrar ni depositar el cheque hasta la fecha real escrita en el cheque. No obstante, si posfechas un cheque, debes comprender que, aunque este tenga una fecha posterior, se puede cobrar en cualquier momento, incluso antes de la fecha que tiene escrita. Asegúrate de tener los fondos en tu cuenta para cubrirlo en caso de que se termine cobrando antes.

    • ¿Por cuánto tiempo es válido un cheque?
      Un cheque es válido por 180 días (6 meses) a partir de la fecha escrita en el cheque. Si un cheque no fue cobrado dentro de ese período de tiempo, entonces se deberá emitir un nuevo cheque.

  2. Pagar a la orden de
    Esta es la persona u organización que recibirá el pago, también llamada tu beneficiario. Si le pagas a una persona, asegúrate de escribir correctamente su nombre y apellido. Las organizaciones, con frecuencia, te indicarán el nombre comercial correcto para escribir en el cheque. Si no estás seguro, asegúrate de preguntar.

    • Cómo escribir un cheque por efectivo
      Otra opción es ingresar “efectivo” (“al portador” o “cash”, en inglés). Ten cuidado al ingresar esto. Si el cheque se pierde o lo roban y termina en manos de otra persona, se puede cobrar fácilmente y podrías perder tu dinero.

  3. Cantidad numérica
    La cantidad numérica es donde escribes la cantidad del cheque con números/dígitos. Escribe los dólares en forma numérica y luego indica los centavos después del punto decimal. En el ejemplo a continuación, los dólares son ciento veinticinco (125) y los centavos son setenta y cinco (.75). Por lo tanto, ingresa “125.75”.

  4. Cantidad escrita
    Para ayudar a garantizar que tu cheque se cobre por la cantidad correcta, también se exige que la cantidad esté escrita. Aquí, ingresa la cantidad de dólares por escrito con palabras de modo que coincida con la cantidad numérica. En esta sección, los centavos deben escribirse como una fracción de cien. Si ingresaste “125.75” como cantidad numérica, debes ingresar “ciento veinticinco y 75/100” como cantidad escrita.

    Si por alguna razón hay una discrepancia entre la cantidad numérica y la cantidad escrita, tu banco cobrará el cheque por la cantidad escrita. Asegúrate de que las cantidades en estas dos secciones coincidan antes de entregar el cheque a tu beneficiario y traza una línea detrás de la cantidad escrita. Por ejemplo, si escribiste "veinticinco" con la intención de que el cheque fuera solo por 25 dólares, pero no trazaste una línea detrás, alguien podría cambiar la cantidad a dos mil quinientos.

  5. Memo
    Esta sección es opcional, pero puede ayudarte a ti o a tu beneficiario a recordar para qué se emitió el cheque. Por ejemplo, si le estás pagando al arrendador, puedes ingresar “Alquiler de junio” para que les ayude ambos a recordar a qué mes de alquiler estaba destinado el cheque. Si le estás pagando a alguien que corta el césped, puedes ingresar “Corte de césped de junio” para que te ayude a recordar qué servicios de ese mes pagaste y cuáles no. Esto también sirve de ayuda cuando revisas tus transacciones en línea (en inglés); enpuedes hacer que se muestre la imagen del cheque y ver exactamente para qué se emitió el cheque.

  6. Firma
    Asegúrate de firmar con la misma firma que utilizaste cuando abriste tu cuenta corriente. Esto ayuda a tu banco a asegurarse de que tú emitiste el cheque y que no es fraudulento.

  7. Registra tu cheque
    Debido a que los cheques pueden tardar algún tiempo en liquidarse en tu cuenta corriente (es decir, cobrarse), es importante escribir una nota en el registro de tu chequera o en tu presupuesto que indique que escribiste el cheque, cuándo lo hiciste, la cantidad y el número de cheque. Es fácil olvidar que uno emitió un cheque, gastar inadvertidamente el dinero destinado a cubrir el cheque, solo para que lo cobraran semanas después con fondos insuficientes en la cuenta. Este paso sencillo podría ahorrarte muchos dolores de cabeza y posibles cargos por fondos insuficientes.
Con un poco de práctica, emitir cheques se convierte en algo natural en poco tiempo. Si aún tienes preguntas sobre cómo llenar cheques o administrar tu cuenta corriente, un banquero personal de FNBO estará encantado de responderlas. Llámanos hoy (en inglés).
 

Las solicitudes y otra información importante pueden estar disponibles solamente en inglés.